El vigilante copywriter, por qué estoy aquí y una buena forma de empezar a mejorar tus ventas

Sobre Antonio Sala

Sí, has leído bien. El vigilante copywriter. En seguida te lo explico, pero antes, déjame decirte algo…

El copywriting puede marcar la diferencia.

Porque en igualdad de condiciones, lo que importa es lo que dices.

A más competencia, más copy necesitas. Bueno, al menos si no quieres competir por precio, claro.

¿Qué quieres tú?

Bueno, ahora sí. Un trocito de mí…

Lo primero que quiero decirte es que no tengo un título. Me refiero a que nunca fui a la universidad. Tampoco tengo ningún máster ni he estudiado en una escuela de negocios.

De hecho solo tengo el graduado. Pero no es algo que me quite el sueño. Aunque entiendo que haya gente que sí le importe esto.

Nada en contra, por supuesto. Yo escribo para vender.

Y un título no determina quién eres ni lo que haces.

He tenido muchos trabajos en mi vida pero al que más años he dedicado ha sido al de vigilante de seguridad.

Se aprende mucho del comportamiento humano en este trabajo. Siempre he sido muy observador pero como vigilante todavía agudizas más esta capacidad.

Aunque llevo un tiempo en internet.

Me formé como community manager, en diseño web, he tocado un poco de SEO y en mi blog, donde hablaba de social media y ahora hablo de copywriting, recibo unas 4.000 visitas mensuales (no son muchas, pero algo es algo).

Pero lo que más me atraía, sin duda…el copywriting.

¿Por qué?

Supongo que porque me gusta escribir y me gusta ganar dinero. Y también me gusta pensar que ayudo a otros a ganarlo.

Y después de participar en equipos de social media de algunos eventos, después de gestionar redes sociales de algunas marcas y después de escribir los textos de algún cliente, decidí enfocarme en lo que más me gustaba.

 

El copywriting.

Así que, decirte que siempre quise vivir de escribir sería mentira. El copywriting es algo que descubrí hace unos años.

Eso no quiere decir que no haya escrito nada nunca. Pero lo de escribir para vender es otra cosa.

Mucha investigación, conocer a tu cliente, entrar en su cabeza, saber lo que siente, lo que le preocupa, lo que necesita, lo que desea.

Eso es otra historia.

Hay que observar y callar. Callar y observar.

Y usar la cabeza para pensar en cómo enfocar el texto, los ángulos de venta, lo que se dice o cómo se dice.

Nada de plantillas y re_ _enar hue_os.

Anda que si le llegan a decir al flacucho introvertido de piel morena de mi yo adolescente que iba a ser copywriter…

Desde luego escritor no soy pero si quieres mejorar las ventas de tu negocio gracias al copywriting tengo algo gratis con lo que puedes empezar desde ya:

Pin It on Pinterest