Un error de copywriting muy común

El otro día navegando por internet encontré un mensaje nada claro.

Nada persuasivo.

 

Una propuesta de valor, que ni es propuesta ni es de valor.

 

Y lo peor de todo es que era de una agencia de marketing.

 

Este es el texto, copio y pego tal cual:

«Somos un equipo multidisciplinar con más de 15 años de experiencia en Internet. Nos gusta involucrarnos y sentir como nuestro cada uno de los proyectos que realizamos. Nos gusta llamarnos artesanos por un motivo, un artesano conoce su producto, sabe cómo trabajarlo y lo cuida al detalle, con mimo.»

 

Oh.

 

De aquí podemos sacar varias lecciones de copywriting.

 

Oh oh.

 

A ver, entiendo que si no eres copywriter y miras por ahí las demás webs de tu sector, pues acabes poniendo lo mismo que ponen los demás.

 

Y te vienes arriba de creativo y te haces llamar artesano.

 

Pero mira, un error muy común es poner lo mismo que los demás.

Porque si haces eso, tu mensaje no se diferencia.

 

Lo de equipo multidisciplinar lo he visto en un montón de webs.

Aunque he de decir que lo de ponerlo en negrita como si fuera un punto fuerte no lo había visto todavía.

Lo de los años de experiencia lo he visto en  745.985.000 webs.

 

No me digas los años de experiencia que tienes. Eso no me dice nada.

Kodak tenía muchos años de experiencia y cerró.

Thomas Cook tenía 178 años de experiencia y quebró.

 

No pongas cuántos años de experiencia tienes, cuéntamelo.

 

Y sabes, hablar de ti, de nosotros, de lo buenos que somos, de los años de experiencia y bla bla bla……zzzzzzz.

 

A tu cliente no le importas.

 

A tu cliente lo que le importa es él mismo.

Y después él mismo otra vez.

¿Y después?

 

Él mismo.

 

Por no hablar de lo de sentir cada proyecto como nuestro. Que viene a ser algo así como «servicio personalizado».

 

A ver, si yo contrato a alguien espero que trate mi proyecto como propio, con mimo, personalizado.

Joder, eso lo presupongo. Al menos cuando contratas a un buen profesional.

 

Otra cosa es que quieras a alguien low cost. Ahí ya no puedes esperar demasiado.

 

Si pagas un churro recibes un churro.

 

Bueno, si quieres tener un mensaje claro y persuasivo para tu cliente donde hables para él y no para tí, con una propuesta de valor que se diferencie de tu competencia, debes comunicar mejor.

 

De verdad, estos mensajes no le dicen nada a tu cliente. Lo que quiere saber tu cliente es qué va a conseguir si te compra.

 

Este es un correo como los que reciben mis suscriptores. Deja tu correo aquí debajo si tu también quieres recibirlos.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This