«Le cogí tirria» (lección de copywriting)

El otro día estaba hablando por LinkedIn con un excompañero del curso de Community Manager que hice hace un par de años.

 

Con Alejandro (Ale para los amigos), que así se llama mi excompi, hablo de vez en cuando y nos ponemos al día.

 

No nos conocemos físicamente, pero nos llevamos bien. Es un tío inteligente.

Y gracioso.

Y de Caños de Meca, Cádiz.

 

Que por cierto, tiene una web que se llama oceanoazulcanosdemeca. es donde ofrece apartamentos muy cerquita de la playa que tienen muy buena pinta.

 

Espero poder ir pronto Ale, conocerte y disfrutar de aquella zona. (Ale está en esta lista, así que seguro que me está leyendo).

 

El caso es que me dijo dos cosas.

 

Una, que el ebook que regalo cuando te suscribes era muy bueno.

«Artista» – me dijo.

 

Oh no, por favor Ale. Qué cosas me dices…

 

«Aquí estoy leyéndolo».

 

Va ahora en serio, eso no es importante. Lo importante de verdad y con lo que podemos aprender una lección enorme de copywriting viene ahora.

 

Verás, después de reírme un rato y darle las gracias, le dije:

«Claro tío, algunos utilizan trucos de mie**a. Y tratan a sus posibles clientes como idiotas.

Pero bueno, esa es mi opinión, claro. Es que veo cada cosa que…»

 

Y me contó una breve anécdota.

 

«Joder, tenía un colega que montó un bar. Un bar malo, y con poco ambiente. Nosotros íbamos porque éramos sus colegas. Siempre te mandaba todos los fines de semana un WhatsApp y te decía, -¿y tú? ¿vas a dejar que te lo cuenten?-. ¡Le cogí tirria al slogan y al bar!»

 

 

Bien.

 

Creo que lo has entendido.

 

PD. Cuidado con los textos de tu negocio. Deberías comunicar mejor tu mensaje de ventas.

 

 

Este es un correo como los que reciben las personas que están en mi lista. Si tú también quieres recibirlos, deja tu correo aquí debajo.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This