Diferenciación estilo bizarro

Bendito Instagram.

Lo que se puede ver ahí dentro.

 

Te digo esto porque mirando por ahí me topé con una publicación un tanto rara y sorprendente que te puede servir para coger ideas de diferenciación para tu negocio.

Literal…o no, eso ya lo decides tú.

 

Pues resulta que mis ojos se quedaron bien abiertos y sorprendidos cuando vieron semejante espectáculo.

 

Estaba tan tranquilo cuando de repente…

OMG!

 

Qué ven mis ojos…

 

Una barbería.

Un barbero.

Un cliente.

Una barra.

Una bailarina.

 

El cliente sentado en el sillón mientras el barbero le corta el cabello y la bailarina justa de ropa, delante de él, realiza un baile sensual en una barra de striptease.

 

Pero justo delante del cliente.

Me refiero a que si llevaras las gafas de ver de cerca no las necesitarías.

 

Pero espera, que ahí no acaba la cosa.

 

Cuando creía que ya lo había visto todo, de repente la tipa, de espaldas al cliente, acerca su culo a su cara y empieza a restregárselo en la nariz y boca como si no hubiera un mañana.

 

Hostia buta.

– ¿¡Pero qué mierda es esto!? – Me dije a mí mismo mientras me reía y sorprendía a partes iguales.

 

No sé cómo no se llevó un trasquilón.

 

Johnny, la gente está muy loca.

 

Pero que viva el marketing.

 

Mira, estoy convencido de que este barbero ha conseguido llamar la atención de sus clientes potenciales.

Y estoy convencido de que esto le ha hecho diferenciarse de su competencia.

El barbero XXX. El de la barra de striptease.

El corte de pelo con bailarina restriega culo por $50.

 

¿Qué me quieres decir Antonio, que ponga una barra de esas en mi negocio? ¿Que contrate bailarinas? ¿Que contrate boys?

 

No hombre no, no digo eso.

 

Pero a ver, cuando le preguntas a cualquier dueño de negocio que ofrece servicios sobre cuál es su elemento diferencial con respecto a su competencia, todos suelen decir…

– Tenemos un servicio personalizado.

– Acompañamos a nuestros clientes en todo el proceso.

– El trato al cliente, que es personalizado.

– Nuestro servicio personalizado.

 

Que no, que tener un servicio personalizado no es un elemento de diferenciación.

Tener un equipo cualificado tampoco.

Y por supuesto, no te recomiendo que tu elemento diferenciador sea el precio bajo.

 

¿Entonces?

 

Pues a veces la diferencia está en la oferta. Como el barbero XXX.

(Cuidado con confundir oferta con descuento porque no es lo mismo).

 

Y otras veces está en tu historia. Tu relato de marca. Eso no lo pueden copiar.

 

Pero debes buscar tu elemento de diferenciación porque cada vez hay más competencia.

¿Y sabes qué pasa si un cliente potencial se encuentra con varios negocios a los que comprar y que todos le parecen iguales?

Que se va al más barato.

 

¿Algo en contra de los que compiten por precio?

No, qué va.

 

A mí me beneficia. Hay gente que me ha dicho que no ha tenido una buena experiencia y al final han perdido dinero por querer ir a lo barato.

 

Para llamar la atención de tu cliente no hace falta hacer algo bizarro…o sí, depende de los deseos de tu cliente y de tu estrategia de diferenciación. Pero lo que es seguro es que hay que estar en su cabeza. Por supuesto, con estrategias acordes a la imagen de tu negocio.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This