Acoso y derribo. Whaaaaaat!!??

En este post te voy a decir una manera de estar en la cabeza de tu cliente, tan simple y tan efectiva, que nada tiene que ver con publicar en redes sociales y que es mucho más directa y más rentable.

 

Pero antes deja que te cuente una breve anécdota.

 

Hace unos días estuve hablando con alguien en Instagram. Ese alguien está en mi lista de suscriptores.

Y no lo conozco de nada. Pero me habló por privado.

Y la forma de hablarme era como si nos conociéramos de tiempo atrás.

Pero nunca habíamos hablado.

 

Noté que tenía confianza para decirme cosas de una manera más informal. Como si fuéramos colegas. Como si estuviéramos tomando una caña en un bar y contándonos cosas mientras arreglamos el mundo.

Ya me entiendes.

 

¿Por qué pasa esto?

Pues mira, porque cuando mandas emails con frecuencia a tu lista, tus suscriptores están familiarizados contigo. Estás en sus vidas de manera habitual. Por supuesto, con unos conectarás más que con otros, pero ahí estás.

Tú no les conoces pero ellos a tí sí.

 

Claro, estoy hablando de email marketing.

 

Una compañera del sector marketero me dijo esto:

«Antes sí los leía, ahora me parece acoso y derribo».

 

Bueno, se apuntó un poco por compromiso. Porque era yo. Pero a ella no le interesa el copywriting. Al menos no para usarlo ella misma y/o contratar a un copywriter.

 

En cualquier caso, hay gente que no le gusta recibir muchos emails a la semana pero luego se tiran 2 horas al día viendo vídeos en Youtube o haciendo bailes en Tik Tok.

Publicando 4 o 5 veces a la semana en Instagram o incluso a diario.

O sea, publicar en redes sociales varias veces a la semana para que con suerte lo vea alguien interesado en lo que vendes está bien, pero mandar varios emails a la semana a tu lista con gente interesada en lo que ofreces está mal.

 

«Acoso y derribo».

Whaaaaaaaat!!??

 

Bueno, las redes sociales están bien para potenciar tu imagen de marca y ganar visibilidad. No digo que no.

Pero hay que dedicarle muuuchas horas y pasta en publicidad porque cada vez tienen menos alcance orgánico y hay que pasar por el aro.

 

¿Algo más simple, directo y rentable?

 

Sí, claro. El email.

 

El buen email marketing me refiero.

 

¿El de los folletos publicitarios que previamente te han preguntado cómo estás?

No, ese no.

 

¿Te refieres al email marketing ese que te llega con «descuentos irresistibles» en campañas pero que luego se olvidan de ti el resto del año y te hacen sentir como un billete con patas?

No, ese tampoco.

 

Me refiero al email marketing que entretiene, inspira y motiva a realizar una acción.

Ese sí.

 

Y es aquí debajo.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This